a hernán
a libros a audios a fotos a videos a agenda a links
a poemas canciones y pinturas
a sincomando
a analía gaveglio a jimena peruyera a noemí firma paz

nortes

edición del autor. 64 págs. diciembre 1997.

todos los poemas de hernán excepto "suben y no rezan" coescrito con analía gaveglio. incluye ilustraciones de hernán y fotos de analía gaveglio .

 

¿cómo se mastican los deseos?

¿cómo se mastican los deseos?
como la cinta de silencio
entre tema y tema
y la cadenita
de bocas de tormenta
en la muñeca
de la calle

de cordón a cordón
el relámpago
bajo las ruedas

y el cuerpo
son las patas
del que vive adentro .

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

 

hoy

una nueva marca de salto en alto
muslos blancos como flecha.
como dementes gruñen los colectivos
de la marca mundial.
la muerte es cuestión de gotas
la vida es cuestión de mares llenos de gotas.
es la altura del año
en que levantan los árboles de navidad
pinos y sudor en liniers
la casa se reserva el derecho
de admisión y permanencia en el local.
es la madre y también una pizzería de barrio
es la caída envuelta en número lento
el arco de la columna
que sostiene la general paz a kilómetros de altura

la distancia entre nuestros ojos.
en algún tiempo en que el hombre fue sabio
el tiempo se midió de acuerdo al deseo
y la sabiduría se fue al pito
o el hombre se volvió demasiado hombre para ser sabio.
(puso todo su empeño
en hincarle el diente a la sabiduría
como si fuera un bife)
y saltó hasta el techo
para ver si había algo
que le hiciera recordar lo antes

hoy
una nueva marca de salto en alto
muslos blancos como flecha.
los tendones de una nación
lanzados al cielo
con todas las ventanas de todas las ciudades
rozando la cintura de la valla.
y hombres levantan carteles con números en blanco.
guardan la sabiduría en el bolsillo
y buscan el hotel
donde duerme la atleta de ese país tan lejos

hoy
esa mirada dice que la muerte está en baja
a pesar de la altura
a pesar del récord.
la vida empieza cuando el mozo
se harta y apaga la televisión.
y el récord no es nada
al lado del boleto del 86
que me lleva a casa
que me lleva a mi cama
donde tus ojos me suben toda la noche.
donde la sirena del tren es dios
y la altura un mal recuerdo
para uno que vive en el piso 11 .

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

 

28

despacio
tu sexo y el mío
resbalaron
desde la yema
de los dedos

tu sexo
se pinta
los ojos
frotando
la sal
de las encías

y vengo a descansar
al pie de tu lengua

las manos de analía
limpian las desternezas .

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

 

patas

debe ser la época del año
o la marea del cuerpo
a esta altura del año

a esta altura de la luna
se van las aguas
a ojos cerrados


exactamente
que pasa
atrás de las paredes

sería un necio
si tratara
de vestirlo
con palabras

si no creyera
que la verdad
tiene
tantas patas
como la mentira .

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

 

ahoras

cada una
de tus
formas

descansa
en las circunvalaciones
en los huecos del iris
en la fe
que desentierra muertos
en la música
de heladera comercial.
como los AHORAS

 

 

(que basta nombrarlos)
para que se replieguen
al estuche
del pasado .

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

 

uno por uno

te
llovería
los
dientes.

uno por uno

antes de sentarme
en cuclillas
y separar
los pedazos
con un palito
buscando .